Me prestaste un beso, me prestaste calma,

me prestaste todo lo que me faltaba.

Tenés la receta justa para hacerme sonreír, 

Y todo el tiempo, 

sabés lo que me asusta, sabés lo que me gusta estar con vos. 

Me quitaste el sueño, 
Me quitaste el habla, 
Pero si estoy con vos, no necesito nada.

"Somos mucho más que dos".

“Somos mucho más que dos”.

Como quisiera..

Como quisiera poder dejar de pensar

de revolver e inventar ideas, o no.

Como quisiera olvidar lo que he visto,

lo sentí, lo que sentiré, lo que me tortura.

Como quisiera que este dolor se fuera,

como quisiera que fuera de otra manera,

que muchas cosas no existieran.

Como quisiera poder mirarte a los ojos

y no guardar rencor, ira o desprecio.

Aprender a confiar por completo,

entregar mi corazón.

 

Los cristales se han roto,

esa fina ceda que nos mantenía unidos,

un poco de confianza colgando de un hilo,

la envidia que rodeaba.

Todo eso se acercó,

creo un espacio muerto,

un corazón vacío,

un sentimiento roto,

causó mucho dolor.

 

Y lloró y lloró a solas,

casi escondiéndose para aparentar no estar tan loca,

para que los demás piensen que existe la felicidad.

Y lloró y lloró a solas,

sabiendo como sería el futuro, torturándose,

llorando a solas, a escondidas, a media luz.

 

Ahora que estamos rotos;

lo rompemos del todo o volvemos a empezar.

Romper significa nada,

volver significa trabajar, fuerte y duro

cada día, volviendo a construir, aquél cristal que está roto.

Significa cruzar los dedos, pretender que nada ha pasado,

volver a contar. Significa que, el cristal quede fallado,

arriesgarse a todo nada, arriesgarse es morir.

 

Si nada nunca ha sido fácil,

si nada nunca ha sido liberado del dolor y el sufrimiento,

ese patada en el estómago y ese dolor en el pecho.

Y esos nervios que hacían que tus manos temblaran,

tus manos sudaran,

tu voz perdiera el control,

que te dió un golpe en la cabeza,

que murió de tristeza al saber lo que encontró.

 

“El que busca encuentra”,

“El que busca donde no debe, encuentra lo que no quiere”.

“La curiosidad mató al gato”.

Y ella murió de dolor, de celos, de envidia, de ira, de furia, de una mezcla de sentimientos infinitos y a largo plazo.

 

La confianza se perdió,

las lágrimas cayeron,

y la noche llegó.

¿Cómo despedirse y no irse?

¿Cómo irse y no despedirse?

 

Pensó en pasar su última noche y a la mañana irse.

Marcharse, quizás jamás volver.

 

Como quisiera poder cumplir alguna vez lo que pienso,

lo que siento, lo que creo que va a estar bien.

Si siempre supe que comenzar era complicado,

que quizás aún era muy temprano,

¿por qué lo hice igual?.

 

Como quisiera saber porque llegaste si sabías que ibas a lastimarme..